zerezas-otrasformasdecocinar: Frutas de Temporada Otoño-Invierno
Recetas recientes

Google Website Translator Gadget

Google
la Webzerezas-otrasformasdecocinar

27/9/14

Frutas de Temporada Otoño-Invierno

Hace unos días entró el otoño y cada cambio de estación conlleva cambiar los ingredientes de nuestra alimentación con frutas, frutos, secos, legumbres y verduras otoñales.
En esta lista con frutas y frutos secos podemos encontrar las que están en su punto óptimo durante el otoño.

Aguacate: Esta fruta tropical se puede comprar durante todo el año, aunque aquí suelen estar en su mejor momento de junio a octubre.

Su grasa,  es mayoritariamente monoinsaturada; el 72% del total de grasa es ácido oleico, característico del aceite de oliva.
En esta imagen puedes ver las propiedades del aguacate.
Es rico en minerales como el potasio, el magnesio y pobre en sodio.
Rico en vitamina E, D y minerales, rico en cobre, y contiene en grandes cantidades
hiero, calcio y magnesio y ácido folico

Arándano: es una fruta que se encuentra en su mejor momento en septiembre.
Fruto carnoso del mirtilo, planta que crece silvestre en prácticamente todo el hemisferio norte de pulpa aromática, jugosa y de sabor acidulado, con numerosas semillas pardas de pequeño tamaño.
En la parte superior, el arándano tiene una pequeña corona que lo distingue de la grosella negra. En general, las variedades silvestres poseen mejor sabor que las cultivadas, aunque en lo que a aspecto y tamaño se refiere, las silvestres son de peor calidad.
El arándano rojo se puede consumir crudo, aunque también se emplea en la elaboración de mermeladas.

El arándano se emplea en la elaboración de diversos productos derivados, fundamentalmente conservas, como confituras y mermeladas, además de purés, compotas, jaleas y zumos.

Los arándanos pueden ser un complemento perfecto de la leche o el yogur en los desayunos o meriendas. También son muy utilizados en repostería para elaborar magdalenas, tartas, tortitas...
El jugo de arándanos es muy utilizado para aliviar o eliminar las molesta cistitis veraniega y cistitis crónicas

Caqui: Una de las fruta otoñal por excelencia, casi imposible encontrarla fuera de temporada.
El caqui es una fruta tropical propia del otoño, siendo muy difícil encontrarla fresca en otro momento.
Es una excepcional fuente de vitamina A, presente en forma de provitamina o pigmentos carotenoides responsables de la coloración de los frutos maduros, con importantes cantidades de vitamina C, principalmente cuando el fruto está verde, aporta pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, entre ellas B1, B2 y B3.


Endrinas: Otra fruta no demasiado extendida, sin embargo muy conocida gracias al pacharan y el licor de endrinas.
Solo durante los meses de septiembre y octubre.

Granada: De septiembre a Diciembre.
La granada es una fruta refrescante y de sabor agridulce que cuenta cada vez con más popularidad. Son muchos sus beneficios para la salud, entre los que destaca su gran contenido en antioxidantes y su poder estimulante del deseo sexual, por lo que se conoce como la viagra natural.

Frambuesa: La frambuesa tiene su mejor momento desde finales de verano hasta octubre.
El resto del año sólo es posible adquirirlas congeladas, enlatadas o en almíbar.
Las frambuesas son conocidas también como fresas del bosque y su sabor es realmente exquisito, aunque se va perdiendo a las pocas horas de la recolección.
Las variedades cultivadas suelen ser de mayor tamaño pero poseen menos aroma y sabor. 

Higos: es una fruta dulce que se puede encontrar durante el final del verano y el comienzo del otoño.
Debido a su fragilidad, se consumen frescos sólo durante el otoño, los higos secos son muy típicos en Navidad.
En esta imagen puedes ver las propiedades de los higos.
El higo, fruto de la higuera, es una fruta blanda y de piel fina, cuyo color puede variar desde el verde hasta el morado. Posee una pulpa encarnada de sabor dulce, que se encuentra llena de diminutas semillas. 

El primer fruto de la higuera, producido anualmente a finales de primavera, recibe el nombre de breva. Ésta tiene una piel fina de color similar a l de los higos, verde o violeta. Su sabor es dulce, aunque no tan acentuado, por lo que recién cogida del árbol constituye un delicioso manjar.


Kiwi: Fruta de otoño e invierno, se cosecha durante los meses de octubre a marzo. es una fruta muy rica en vitamina C con la que se pueden elaborar conservas, bebidas, repostería o comerla fresca. 

Limón:
Al igual que la naranja son frutas de tiempo frio, aunque están todo el año en las fruterías. De septiembre a junio.

Mandarina: Quizás la más popular, es tanto de otoño como de invierno, así que a partir de finales de septiembre hasta marzo se pueden disfrutar de ellas.

Manzana: Su temporada natural es de agosto a enero, una de las frutas más consumidas en el mundo, tiene su mejor época en otoño. su uso como materia prima en salsas y guisos, pero sus principales transformaciones
En esta imagen puedes ver las propiedades de las manzanas
 son las compotas, dulces, gelatinas, flanes, pudin, mermeladas, zumos de fruta y bebidas, entre ellas el licor de manzana, además, esta fruta puede desecarse para obtener manzana desecada.

 La sidra es una bebida alcohólica muy popular elaborada mediante fermentación del jugo de manzana, en su elaboración se emplean variedades especiales de manzana que no son buenas para su consumo en crudo, mientras que las que se toman como fruta de mesa no producen buena sidra.  
El zumo de manzana constituye una bebida dulce y refrescante, a la que también se atribuye cierto efecto sedante.

Membrillo: Es utilizado, casi exclusivamente, para hacer compotas, mermeladas y los populares bloques de dulce de membrillo, de temporada de septiembre a diciembre.
El membrillo se consume únicamente tras la cocción.

Esta pulpa es muy aromática, con un delicado aroma a miel, pero su sabor es muy ácido, lo que hace que generalmente no se consuma el membrillo crudo.
En esta imagen puedes ver la receta del dulce de menbrillo.
En un principio se consumían principalmente asados con miel y una buena capa de harina, con el descubrimiento y del azúcar, empezaron a elaborarse membrillos confitados.
En la Edad Media se empleaban no sólo como alimento, sino también como remedio eficaz contra la diarrea.

Moras
La mora madura a finales del verano y principios de otoño, aunque se puede congelar fácilmente para disfrutarla todo el año.

Naranja: Desde octubre hasta abril es cuando mejor se pueden comprar.


Peras: La pera es una fruta habitual en todos los hogares. Aunque se pueden comprar peras en cualquier época del año, su mejor momento es en otoño.
La pera es una buena fuente de vitamina C, fibra, potasio y
vitamina E.

Plátano: Se venden durante todo el año, pero en esta época otoñal, es cuando saben un poco más dulces.

Pomelo: Esta en su mejor momento de finales de otoño a finales de invierno. De diciembre a abril.

Uva: Las podemos encontrar durante todo el año, pero su temporada natural es el otoño, es una fruta rica en antioxidantes de la que podemos disfrutar especialmente durante el otoño, su mejor época.

La uva Moscatel es la mejor y más popular variedad de uva de mesa debido a su suculento sabor dulce, aroma y belleza. Es una uva de grano grande, redondo y muy liso, con la piel blanca, negra o roja. 

Las doce uvas de la suerte tomadas en Nochevieja constituyen tradición, de principios del siglo XX. 

Frutos secos:
El otoño es la época de los frutos secos, ricos en antioxidantes y buena fuente de energía, Además, los frutos secos destacan por su facilidad de conservación.
Los frutos secos son base de nuestra Dieta Mediterránea y fuente de salud, tanto en dulce como en salado:

Nueces, bellotas, avellanas y castañas, son cuatro frutos secos que nos regala el otoño. Solos o como ingredientes de nuestras salsas, perfectos para la carne y deliciosos para los postres, los frutos secos, a veces olvidados en nuestras dietas, son fuente de vitaminas y minerales.

Avellanas: La avellana es un fruto seco que se puede encontrar fresco en otoño, aunque su mayor demanda se produce en las fiestas de Navidad.
Las avellanas y las almendras, son ricos en ácido oleico y su contenidos en antioxidante es muy alto ya que tienen una gran concentración de vitamina E.
Aportan calcio a nuestro organismo, así que es muy recomendado en mujeres a partir de los 40 años, ya que ayuda en la osteoporosis.
Poseen ácido fólicos, magnesio, potasio y hierro. Muy conocida es la leche de almendra, utilizada como aporte extra en dietas pobres y perfectas como base para realizar cosméticos.


Las bellotas: Son el fruto de la encina, pero las comestibles son fruto de la encina Quercus Ilex.
También dan frutos similares no comestibles por el hombre otras especies de árboles del género Quercus.

Las bellotas son de color pardo-marrón y maduran en otoño.
La caída de la bellota se puede retrasar hasta pleno invierno, se aprovecha principalmente para el ganado y en mucha menor medida en la alimentación humana, directamente asadas y cocidas.

De la fermentación de los azúcares contenidos en la bellota molida se obtiene licor de bellotas que goza de mucha y merecida fama en Extremadura. 


Castañas:  Es un fruto seco propio del otoño y que habitualmente se asocia a la Navidad.
Gracias a que se pueden conservar con facilidad, se pueden encontrar hasta finales de invierno.

Las castañas constituyen un ingrediente fundamental de muchos productos de repostería, las castañas cocidas con anís es un postre muy tradicional en España, las castañas se emplean en diversas recetas culinarias.
En esta imagen puedes ver las propiedades de las castañas.
Enteras o en puré, la salsa de castañas es muy apreciada como excelente guarnición para guisos de caza, y combinan muy bien con todo tipo de aves y carnes, así como con las coles.
En algunas zonas las castañas se destinan a la alimentación del ganado, siendo muy estimado el cerdo alimentado con estos frutos secos.
En esta imagen puedes ver la receta de castañas asadas.
A partir de las castañas también se pueden obtener una serie de productos derivados, entre los que destacan las castañas desecadas, la harina de castaña, la crema de castañas natural o con azúcar, el marron-glacé o castañas glaseadas y las conservas de castañas

Nueces: La mejor temporada para comprar nueces es el mes de noviembre, pues es entonces cuando se encuentran maduras y secas.


Las nueces tienen un alto contenido en grasas del tipo Omega 3, las mismas que posee el pescado azul y que son buenas para prevenir las enfermedades cardiovasculares y el colesterol.
En esta imagen puedes ver las propiedades de las nueces.
Son ricas en vitamina E, antioxidantes y contienen ácido fólico, por lo que son perfectas para consumir durante el embarazo y cuando desarrollamos actividades de estrés que nos requieran un esfuerzo extra.
El otoño es una época rica en frutas que nos aportan energía, vitaminas y antioxidantes, ayudándonos a afrontar el frío del invierno y prevenir resfriados, reforzando las defensas.
zerezas.-
-----------------------------------------------------------------------
Referencias
http://www.hogarutil.com/cocina/escuela-cocina/consejos-compra/201210/frutas-otono-16263.html
Imprimir Receta

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comparte tu opinión sin dejar tú publicidad
comenta y cuéntanos,,
Nombre

Supcripcion por mail

2016©zerezas-otrasformasdecocinar